En PIDE, continuamente estaba la presión para «enrolar»

En el nivel Impacto te asignan un “senior”, un nuevo “buddy” y un “mini grupo”, y empieza el reparto de tareas: una de “enrolamiento” (que controla el estado de los enrolamientos de su minigrupo), un “capitán de legado” (el legado es algo que se deja a la ciudad de Sevilla, hacer un obra social como rehabilitar una biblioteca en un lugar emblemático del casco antiguo de Sevilla, rehabilitar un huerto urbano, colaborar con alguna ONG….), “capitán de carta de logros” (documento dividido en apartados que tienes que conseguir: relaciones, familia, trabajo, ocio, salud…), “capitán de  contribución” (contribuir en todo, o sea, montar salas, llevar materiales, recibir invitados, nuevos alumnos….) y “capitán de comunicación” (persona que se encarga de comunicar al resto del grupo todo lo que haga falta, por e-mails normalmente, llamadas, Facebook, etc…

Todas estas nuevas obligaciones se suman a las 3 llamadas semanales a tu “seniors”, a que tienes que seguir cuidando a tu “buddy”, a la reunión semanal de equipo que suele durar de 2 a 3 horas y ser superpuntual y “manejar tus circunstancias” (que es hacer el pino con la nariz para poder cumplir con todos tus compromisos PIDE), a acudir a los talleres adicionales, preparación de “paso de antorcha” para lo que se van a graduar de Impacto antes que tú, preparación de la cena sorpresa a los que están haciendo Transformación, contribuir cada vez que hay descubrimiento, transformación, preparar salas, colgar contratos en las salas de transformación, reuniones adicionales para prepara el proyecto de legado que hay que presentar, buscar el legado, reuniones para todo…

Y además leer todos los e-mails que te mandan, las llamadas a tus compañeros porque los pocos días en que no los ve los echas muchísimo de menos (y es real que los echas de menos después de haber compartido estas experiencias tan fuertes e intensas). Sumado a tu vida personal y trabajo, es un autentico caos, que PIDE define que así es tu vida, que tenemos que aprender a “manejar circunstancias”…

 

Yo he llegado a ir a una reunión con mi hijo almorzando por el camino en un tapper, en agosto a las 16.00, y por llegar tarde suspenderse la reunión por no ser “responsable”, no saber manejar mis “circunstancias” y si me cabreo me dicen que son mis “nerdos” y que tengo que “usar mis maneras de ser” (que en este caso debería de disculparme y “reconocer mi fallo” de llegar tarde.

Decidí dejarlo a sólo un fin de semana de completar todos los cursos debido a este machaque continúo.

Hace poco me llegó un mail de ellos invitándome a hacer otro nivel, un cuarto nivel que llaman “Maestría”, por 300€ más. La invitación decía lo siguiente:

Hemos “descubierto” nuestro corazón, nuestros sueños, nuestras ilusiones,
nuestros abrazos…

Hemos “transformado” nuestras creencias limitadoras, hemos muerto y
renacido, hemos volado… Estamos “VIVOS”

Hemos “Impactado “nuestra vida alcanzando nuestros sueños.. haciendo
realidad lo que nos parecía imposible.

Estamos “impactando” al mundo con nuestras maneras de ser, con nuestra
contribución, con nuestra visión

“Y SEGUIMOS”… “vamos a dar un salto más…”

“vamos a romper barreras…
vamos a seguir soñando y alcanzando nuestros sueños…
vamos a sentir y a vibrar…
vamos a reír y a llorar…
vamos a amar y a amarnos
vamos a Vivir…
““vamos a vivir en”” MAESTRÍA”!!!!!!!!!!
“Te invitamos a que experimentes la maestría en tu vida y en tu corazón.
A vivir tu vida desde el compromiso y la responsabilidad.
Te invitamos a que descubras y vivas el maestr@ que esta en ti.
““Tu eres un/una líder de corazón preparad@ para saltar..”..
“La maestría te empodera,
la maestría es amor,
la maestría es vida,
la maestría es diversión,
la maestría es libertad!!!!!!”
Date esta oportunidad del 14 al 16 de octubre de 2011
“Taller de Maestría” de la mano de Michael Strasner.