Mis años en una comunidad budista cerrada

No puedo asistir a cursos

Una vez me sucedió algo que me sentó muy mal. Yo tenía mucha curiosidad por seguir estudiando y quería asistir a un curso de filosofía budista que impartía un lama tibetano que estaba de visita allí. Me encontré ante la disyuntiva de que para poder asistir al curso tenía que cancelar mi compromiso como voluntario ya que el curso se impartía en el horario de karma-yoga.

En principio no había problema por ello, pero al anular mi compromiso como voluntario también quedaba anulado el descuento que me tocaba para el curso.

Cuando hablé con el monje responsable de todos los voluntarios me explicó que yo tenía que elegir, o trabajar purificando la suciedad que traía de samsara o bien emprender unos estudios filosóficos a los que no asistía ni el Rinpoché, ni los monjes. Me dijo que el trabajo de voluntario daba un resultado muy superior a los estudios de filosofía y eran incluso superiores a la práctica de la meditación y otras cosas que allí se enseñaban en los cursos. Me dijo que si quería estudiar podía hacerlo de noche, después del karma-yoga o entre semana en casa. Y se ponía como ejemplo a él mismo y al Rinpoché, del que se decía que sólo dormía 2 horas al día, de tan atareado que estaba trabajando constantemente por el bien de los demás.

Finalmente me convenció. No anulé mi compromiso de voluntario, ni asistí al curso, pero pude conservar mi descuento para actividades que nunca realizaba por falta de tiempo.