Experiencias de un ex devoto de Sai Baba

Yo tuve otra cita con la policía el 1 de noviembre que era el día que yo pensaba salir para Delhi, pero sin mi pasaporte no era posible. El 30 de octubre, tarde en la noche, dos personas que yo conozco y un desconocido vinieron a nuestra unidad y uno de ellos me puso sobre aviso que mi vida estaba en peligro y que debería de salir inmediatamente.

Mi esposa y yo salimos muy temprano la mañana siguiente para Delhi. La policía nos estuvo buscando en la estación de trenes de Dharmmavaram, pero nosotros abordamos el tren en Anantapur. Hay una estación de policía cerca de la plataforma que teníamos que cruzar para abordar el tren y en cuanto vi eso le dije a mi mujer que abordara el tren separada de mí. Mi esposa oyó un grupo de policías hablando de buscar a alguien y pudo captar las palabras «pasaporte, Delhi y telegrama». Estábamos en mucho peligro, pero afortunadamente, yo estaba vestido como indio y no me reconocieron.

Entonces, escapamos, llegamos a Delhi, y fuimos de inmediato a la Embajada de Alemania. Me dieron un documento para viajar después de haberles contado mi experiencia y el oficial de la embajada me dijo que le enviarían una queja al gobierno de la India. Me dijo que este tipo de acción es ilegal y que ya sabían de casos similares.

Quiero informarles que mientras estaba en la estación de policía de Puttaparthi, el policía tenía un montón de pasaportes tantos indios como extranjeros en una gaveta de una mesa y una vez se los vi en sus manos. Esto es sólo una observación. Yo no sé a quién les pertenecían.