Mis años perdidos en un movimiento esotérico

5. Ellos son los guardianes del verdadero camino, sólo ellos tienen el único vínculo directo con la fuente de luz y sabiduría.

6. Se sugiere no trabajar demasiado, o bien trabajar a tiempo parcial o se prefiere el trabajo no profesional porque deja más tiempo para el grupo y su causa.

7. Se desaconseja el estudio académico o artístico en la universidad, se dice que es mejor dedicar más tiempo al grupo, «no perder el tiempo» en ambiciones personales o metas profesionales.

8. Se alienta a los miembros a no tener hijos, una vez más porque quita tiempo de dedicación al grupo, a la difusión de sus enseñanzas o el seguimiento de sus prácticas.

9. La jerarquía del grupo recompensa el sacrificio de sus miembros con «promociones», lo que en la práctica comporta mayores responsabilidades o una mayor participación en el funcionamiento interno del grupo. Estas personas son vistas entonces como miembros “más despiertos” o conscientes.

10. Las clases se sostienen por donaciones, con mucha de presión para gastar el dinero y el ahorro en los retiros, congresos internacionales, publicidad, publicidad, etc.

11. No hay transparencia en las reuniones de grupo ni tampoco se tolera la crítica constructiva o el debate. El grupo y la jerarquía de profesores no se equivocan, las decisiones tomadas grupalmente no puede ser criticadas.