Casi dos décadas como numeraria

Otro suceso que me llevó hacia la puerta de salida del Opus Dei fue que empecé a sufrir mobbing en el instituto en el que hoy trabajo. Curiosamente las directoras en lugar de apoyarme, se pusieron de parte de la persona que organizó el mobbing. He tenido que sufrir años de acoso laboral, con expedientes administrativos incluidos desde entonces. Todo lo que pasó en ese ámbito lo veo relacionado con mi abandono del Opus Dei. Durante una temporada hubo una profesora de religión que era numeraria “destacada” en el instituto. Desde el año 2000 he sido denunciada, calumniada ante alumnos, padres y profesores. Encontré un abogado que me defendió y ejerciendo una resistencia de la que nadie me creía capaz se puede decir que aunque el tema no está totalmente superado, desde mi punto de vista si lo está. A pesar de toda la persecución no he necesitado acudir a ningún especialista, mi entorno me ha ayudado y animado a resistir al Opus Dei.

Hoy sigo escribiendo sobre el tema en mi blog “Sin miedo al Opus Dei”. Me fascina como una institución tan omnipresente en todos los ámbitos de la vida española y eclesial es tan desconocida. El Opus Dei inventa una mitología sobre su fundador y su propia historia, y durante estos años fuera he tenido que leer y estudiar mucho para ir adquiriendo una perspectiva más clara sobre cuál fue el lugar en el que gasté mi adolescencia y juventud.

Cuando recién había salido publiqué un libro con mi historia “19 años caminando en una mentira, Opus Dei”. Podría sacar otro libro con todo lo que he ido aprendiendo sobre la institución a la que pertenecí en los años que llevo fuera de ahí.

Testimonio aportado por la Sra.Ana Azanza. Jaén (España)