Mi experiencia en la formación Grinberg

Llegué a hacer amistad con varios de los practicantes y lo que contaban era terrible, a los profesionales los ponen constantemente en situaciones límites, a menudo durante las formaciones bajo la excusa de las enseñanzas, les humillan públicamente, hacen prácticas hasta que alteran sus estados de conciencia, y por todo ello pagan unos precios desorbitados etc…. Tienen que estar constantemente en un estado de sobreesfuerzo que ellos llaman excelencia y huir de la mediocridad! Y gracias a lo que ellos llaman “permitir el miedo” convencen a la gente para que viva sus vidas poniéndose constantemente en situaciones que les provocan miedo y que no hay ninguna seguridad. Y todo lo que ellos aprenden es lo que enseñan a sus clientes, a menudo tratan a sus clientes con la misma brutalidad que los enseñan a ellos. Y para colmo, te hacen mucho daño físico porque trabajan aplicando mucho dolor cuando tocan porque dicen que el dolor está en el cuerpo de cada uno y que hay apretar así para aprender. Una locura. Fué cuando me enteré que en todos los años de estudios profesionales no enseñan nada de anatomía, fisiología, psicología, y un montón de cosas con las que trabajan profesionalmente y dicen ser especialistas, cuando decidí salir y la verdad me costó mucho, porque no te lo permiten fácilmente y cuando es un profesional el que quiere salir porque no está de acuerdo lo reducen y luego silencian las verdaderas causas de la marcha.

Respecto  mi espalda, es verdad que mientras hacia una o dos sesiones semanales!! (y me arruinaba por ello)  tenía menos dolor o ninguno en la espalda, pero al año de dejarlo estaba mucho peor y al revisarla por profesionales que realmente entienden de cuerpos y pueden hacer diagnósticos médicos, me enteré que tenía un problema estructural y que no tratarlo a tiempo había empeorado la lesión y me había creado consecuencias en el cuello, así que aunque durante ese tiempo  no tuviese dolor, no quería decir que estuviese arreglándose mi problema, como te hacen creer, sinó que al vivir creyendo que había encontrado la panacea, mis hormonas revolucionaron mi conciencia. En fin, Vds. Se preguntaran como no me di cuenta mientras estaba pasando de todo esto?