Sai Baba: los descubrimientos

El coordinador alemán, a quien yo visité en el hospital de especialidades superiores después de su infarto cardiaco, fue regresado a que se volviera a sentar en la terraza, privilegio que tienen algunos de los más cercanos a Baba, pero Baba no lo sanó. El anciano se regresó a Alemania y después de dos años ha mejorado muy poco.

Yo creo que cualquier cura atribuida a Sai Baba es en sí, una cura activada por el mismo ser en su interior.

Miscelánea de reflexiones

La bóveda del mandir está ahora cubierta en hoja de oro. A mí se me mostró un pedazo de esta hoja de oro que se había desprendido. Me pregunto: «¿Por qué en un país de tan devastadora pobreza, permite él que este espectáculo de opulencia se intensifique? La última vez que los conté había ciento sesenta y siete candelabros colgando de la bóveda del mandir, donde originalmente había treinta y seis. ¿Para qué? Sai Baba tiene ahora varios automóviles de lujo, supuestamente «donados» por devotos ricos. ¿Por qué no le basta con uno? Esto le recuerda a uno los otros líderes de cultos como Rajnish.

A mí me consta que no es verdad que Sai Baba viva solamente de arroz y chappattis como alega. Su comida de la tarde consiste de seis a ocho platillos diferentes que son preparados para él diariamente. Faye y yo hemos compartido las «sobras» varias veces cuando nos ha tocado ir con alguien a recoger los platos sucios. Él le alega a Faye que no bebe té ni café: «Sólo agua caliente». Sin embargo, ha tomado café conmigo.

Cuando se estaba preparando el programa de los estudiantes para la celebración del día de Navidad de 1997, yo estuve en una entrevista con los estudiantes y estuvimos comentando con Swami la historia del nacimiento de Jesús y la música que íbamos a usar para la representación por los estudiantes. Cuando se mencionó el villancico en inglés «Tres Reyes del Oriente Somos», Sai Baba dio instrucciones de que éste no se cantara diciendo: «¡No, no, no! No había tales reyes. No existieron.» Sin embargo, en su discurso de enero de 1996 él había dicho: «Cuando los tres reyes vinieron a ver al niño…»

Algunas personas alegan que alrededor de Sai Baba se pueden ver diferentes luces.