Sai Baba: los descubrimientos

Los siguientes descubrimientos son resultado de mi dolorosa investigación de tres años.

Vibhuti

Durante el darshan, Sai Baba lleva vibhuti en tabletas entre los dedos tercero y cuarto de su mano derecha, con tabletas de repuesto en la mano con la cual sostiene su túnica. Cuando se requiere, pulveriza una tableta y luego transfiere más mientras recoge las cartas. Yo he visto esto pasar innumerables veces. Una vez, en la terraza del mandir, se le cayó una tableta en frente de mí y le dijo a un miembro del Fideicomiso: ¡ Cómetela enseguida!.

La palmeada de tabletas puede ser vista claramente en varios videos si se ven cuadro por cuadro, inclusive en la filmación de la entrevista del día de nuestra boda que fue usada en el principio del video «Dios Vive en la India». Este video fue retirado de la venta por miembros del Fideicomiso.

La televisión australiana, en su programa «60 MINUTOS» mostró como se hacen estos trucos baratos.

El uso de tabletas de vibhuti explica el por qué la distribución de vibhuti se termina en la sala de entrevistas antes de que les haya tocado a todos.

Todo el vibhuti en polvo se produce tostando estiércol de vaca con madera de sándalo y mezclándolo con el vibhuti comercial que se compra en las tiendas. Entonces se cierne dos veces por las señoras del seva dal (comité de servicios de mujeres) del ashram, antes de empacarlo para ser distribuido en la sala de entrevistas.

El uso de vibhuti en heridas abiertas está causando infecciones constantemente. Este hecho me lo comentó Faye que lo observó cuando fue llamada para atender a personas con ese tipo de infecciones en el ashram.

Joyería, etc.

Todas son baratijas sin valor. Algunas son compradas en el mismo poblado de Puttaparthi, pero en su mayoría vienen de Bangalore y Hyderabad. Yo me encargué de llegar a conocer a uno de estos joyeros mezclados en el asunto y tengo información verificada.

A mí me fue dicho por Sai Baba y también por miembros de su “círculo interno”, que mi sortija “materializada” con su enorme piedra era un diamante de sesenta y cuatro facetas de un gran valor comercial. Después de dejar el ashram en diciembre de 1998, averié uno de los dientes que sostienen la piedra y se lo lleve a un joyero en el sur de la India, a cientos de kilómetros de distancia. Este desconocido inmediatamente reconoció la sortija como una de las de Sai Baba. Me dijo que el metal de la que estaba hecha no era oro y que la piedra era un circón sin valor alguno y que debajo tenía un pedazo de papel plateado para que el circón brillara y que era por eso que la parte de atrás de la sortija era sólida. Me informó que estas sortijas con el metal sólido de tras de la piedra eran hechas especialmente para Sai Baba. Cuando removió la piedra para arreglar el diente averiado, enseguida se vio caer el pedazo de papel plateado y la piedra se comprobó ser un circón.