Mi experiencia con un charlatán

“Lo primero que dices es ‘no’ “.  Yo asiento, es verdad, en eso me parezco a mi madre, a menudo empiezo un diálogo con un ‘no’. “Él se abre, aunque aún no se ha abierto del todo, y tu le haces daño.  Lo que ha hecho él con esta decisión es ayudarte. Esto que te ha ocurrido ha de ser en tu vida un punto y aparte”.  Yo lloro desconsolada. “Cuando no te haga daño su recuerdo. Cuando pensar en él te de paz y felicidad habrás superado la prueba”.

“Yo no lo veo un hombre irrecuperable. Si tu cambias y él hace el camino que ha de hacer solo, podéis recuperar la relación”.  (Supongo que lo del camino que él ha de hacer solo, se refiere a que aún no ha terminado la “terapia” y ha de hacer sus regresiones en solitario).

“No se trata, de que hagas tu camino por recuperarle, has de cambiar por ti misma”.  Y yo le digo: Pero puedo hacer mi trabajo con conversaciones contigo, de hecho me va mucho mejor la conversación que las regresiones. Con tus palabras, y con estas notas que voy tomando en nuestras conversaciones, me entran mejor tus enseñanzas.  A esto él contesta: “La solución está entrando en estado regresivo”.

“Yo no quiero convencerte de nada, a mi la vida ya me va bien, no tengo necesidad de convencer a nadie. Yo sólo transmito, soy una biblioteca. La mente racional sólo ve que te quieren convencer. Yo he estado en las dos orillas. Yo he vivido mucho, yo antes estuve donde estás tu, y peor. Yo conozco mucho del mundo. Sé qué es el enamoramiento, sé que es que no te correspondan, sé que es Amar”.

Queda poco rato; vamos a hacer una regresión.

La relajación que hace este hombre es la mejor relajación dirigida que me han hecho en mi vida, un día llegué a dormirme, lo hace realmente muy bien, pausado, con su tono de voz relajante, su ritmo pausado, nombrando todos los músculos poco a poco; genial. Empieza así:

“Pon tu cuerpo en una posición cómoda, que no haya ningún músculo incómodo. Haz 3 respiraciones profundas. Con cada parte de tu cuerpo que yo mencionaré tu lo observarás y al espirar lo liberarás de todas las tensiones”.